San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

miércoles, 7 de septiembre de 2011

¿ESTÁ USTED PREPARADA?

¿Quién está preparado para el dolor? El dentista me miró. Dijo: ¿está usted preparada? Dígame usted en qué va a consistir... Voy a extraerle el nervio, después…No quise oír más. Respiré hondo, me tendí en el sillón abatible. La anestesia comenzó a inmovilizarme la mandíbula. El doctor continuó diciendo: es usted muy valiente y no sé cuántas cosas más. Yo ya no lo escuchaba, estaba reinando en mis cosas, ausentándome de aquella mala hora, de aquel sonido macabro que pulverizaba mi muela. Salí de allí respirando por media nariz y me perdí por Heliópolis, por las calles con nombres de ríos. Llegué a la avenida de la Palmera. Detuve un taxi y le di mi dirección. Comencé a respirar con cierto desahogo.En casa, pensé, las penas son menos.

No hay comentarios: