San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

jueves, 11 de octubre de 2012

ES POSIBLE


ES posible que llegue el mediodía
de la edad de los sueños, la mañana,
que convierta contigo mi ventana
en cristal que refleje la alegría.

Pues si un hijo me das, la noche fría
que habita entre mis rejas, será vana,
y el eco acompasado de una nana
llenará de contento el alma mía.

Un hijo como tú para quererte
en otra dimensión desconocida
capaz de consolarme y convencerte.

No sea que la hora despedida
avance sin piedad, me deje inerte,
sin saber que he vivido en esta vida.

De la “Hoguera infinita”, Premio Nacional San Juan de la Cruz (Ávila)

 María del Valle Rubio

No hay comentarios: