San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

jueves, 5 de enero de 2012

NOCHE DE REYES

Mientras cae la nieve y cae la lágrima y el recuerdo persiste, se va quemando esta noche de Reyes. Mi abuela colgaba la muñeca de cartón en mi ventana y mamá nos acostaba temprano diciendo que los Reyes Magos pasarían de largo y no nos dejarían nada, si no la obedecíamos. La escolanía canta y las voces de los niños tan cercanas y familiares me devuelven al aula, donde les enseño villancicos. Villancicos de mi niñez cantados frente al misterio del nacimiento de barro hecho por mis propias manos. Me veo con la pandereta y la voz infantil rota por la timidez y el temor. Ahora, después de tantos avatares y poemas, pasan los Reyes Magos por las calles de Sevilla, y en mi ventana continúa brillando la ilusión.


No hay comentarios: