San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

sábado, 21 de julio de 2012

CÁDIZ


Cádiz se quedó allí mirando el mar como siempre lo hiciera, soportando el salitre y la herrumbre en sus cimientos. Aceptando la caricia de las aguas saladas, imponiéndose al reto de los siglos con dientes y murallas. Y Cádiz navegando, soñando otros mares, otros días de gloria, quizás, otras batallas pacíficas llenas de velas blancas y veleros. Quizás, un carnaval que proclamase la justicia social y verdadera.

Y me vine de Cádiz
en mi barco de vela,
sin mirar para atrás,
y morirme de pena.

A navegar me voy,
a navegar me llevan
los días y los sueños,
cuando el alma se entrega.

No hay comentarios: