San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

viernes, 23 de noviembre de 2012

NACES EN MÍ


Y nunca sale el sol sin tu presencia,
porque naces en mí cada mañana
ofreciéndome el mundo.

Ese río de amor que se desborda
sin encontrar su cauce,
podría evaporarse en el silencio,
si lo secuestras
detrás de las palabras.

No hay comentarios: