San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

jueves, 28 de marzo de 2013

CUANDO LA HORA NONA


Cuando la hora nona, las campanas
anuncian, repitiéndose,
la primera llamada de la luz
a las sombras.
Presagio de la fuga y de la noche.

Las campanadas hieren
mi corazón herido.
¡Cuánta deslealtad para el amante
por parte del amado!

Sobrevivo de nuevo a la derrota,
y la luna se asoma a mi delirio.
Una ráfaga invade los senderos
con la canción de siempre.
Y lates tú
en esa sinfonía inimitable
de todos los confines vespertinos.

Hablan de ti los sauces, los magnolios,
las aves que regresan, los espejos. 
Allí donde me miro te reflejas.

No hay comentarios: