San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

jueves, 28 de marzo de 2013

OTROS HOMBRES


Los rostros de otros hombres te secuestran,
mas ninguno consigue en su avidez,
ni siquiera imitarte;
pues tu figura alcanza en mi memoria
intransferibles cotas de misterio.

Así, cuando me miras, me transformo
para ser tu objetivo solamente
y entregarme de lleno a tu pupila.

Tu pupila se esparce, se dilata,
su círculo refulge, me concita
a ser tan sólo espejo y reflejarte.

Ahí, por un segundo, mi retina
eterniza el impacto doblemente,
que, aunque siendo fugaz, se perpetúa
en tu mirada única.

No hay comentarios: