San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

domingo, 11 de mayo de 2014

ATARDECER


Y qué decirte, amor, que los días se pasan raudos y en los jardines crecen las madreselvas. En el aire se respira el perfume y el en río los remeros del atardecer se pierden navegando. Hay un azul añil recortando la nube, diseñando el ocaso, mientras el sol persiste jugando al escondite detrás de la palmera. El río indiferente va cambiando el color de sus aguas y yo sigo contigo, desgranándote en este atardecer todo aquello que veo, todo aquello que siento, y sonrío por si acaso tú también me estuvieras pensando y sonrieras.

No hay comentarios: