San Pablo, 1 Corintios 13: 4-6

El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia,

mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta.


DESPLIEGA PESTAÑA

domingo, 14 de septiembre de 2014

CUMPLEAÑOS

CUMPLEAÑOS

El próximo domingo, día 21 de Septiembre, dijeron mis padres y la partida de nacimiento, también, que nací en Chucena, un atardecer de un año cualquiera, porque la vida, la gente, nos condicionan por eso de la edad, como si al cumplir años hayamos dejado de sentir, de amar, de sufrir. Uno/a es el que es, la que es y, en mi caso, la quiere seguir siendo. Se cerraban las puertas del verano en esa fecha y yo abría las de otoño. Una estación llena de cambios, de colores dorados en los árboles, la derrota del verde por los colores pajizos, por el color de la tierra, por la lucha de la luz y las sombras. Llegaban las primeras gotas, los primeros temporales oceánicos, el replegarse en casa y comer de lo había en el canasto. Decía mi madre, que, en la tarde del veintiuno de Septiembre, cuando ella cosía bajo el limonero, yo llamé a la puerta de su tranquilidad para conocer el mundo.

No hay comentarios: